Tercera posición final para Iván Silva en el CEV 2009

Después de un duro fin de semana en el que la puesta a punto de la moto representó un gran handicap, Iván Silva conseguía finalizar la temporada entre los tres mejores gracias a un décimo puesto en carrera.

Iván Silva en la carrera de ChesteLos problemas de puesta a punto de la Kawasaki sobre el trazado valenciano Ricardo Tormo de Cheste fueron sin duda la clave de los resultados tanto en las sesiones clasificatorias como en carrera. El sábado por la mañana las cosas no le fueron muy bien al piloto del Inerzia Puro Racing. Sin embargo, en la sesión vespertina Silva consiguió dar un paso adelante y “colarse” en la primera fila de la parrilla de salida gracias a un tiempo de 1:35.653.

Ya el domingo, en los compases iniciales de la primera vuelta de la carrera, Iván sufrió una pequeña colisión con otro piloto que dio como resultado una nueva rotura de la maneta del freno delantero. Esto condicionó notablemente la actuación de Iván Silva, que analizando la situación decidió no arriesgar en exceso y conservar el tercer puesto en la clasificación general. Finalmente, el piloto barcelonés concluyó la carrera en décima posición, mientras que Carmelo Morales se hacía con la victoria sumando así un nuevo título en la categoría de Extreme. Kenny Noyes y Javi del Amor completaron el podio.

Iván Silva (# 22: 10º 19V -31:06.970):

“A lo largo del fin de semana, al igual que en la primera carrera, tuvimos problemas con los settings y además no pudimos contar con George, que aun está recuperándose, así que todo se hizo un poquito más difícil. Las gomas iban bien, ya que Kenny con el mismo material que yo consiguió la pole. Este circuito no me agrada mucho, pero hay que estar a las duras y a las maduras. Cuando todo iba bien aquí también he estado competitivo. El sábado por la mañana tuvimos bastantes problemas, pero por la tarde pudimos mejorar un poco y meterme en primera fila.

La carrera fue muy complicada. Un piloto me tocó en la salida y se volvió a romper la maneta de freno, al igual que en Barcelona. En las primeras vueltas el grupo estaba muy agresivo y tenía miedo a caerme y perder el tercer puesto en la general. Hasta que no se estiró un poco el grupo no comencé a remontar llegando a la posición que me aseguraba el tercer puesto en la clasificación final del campeonato independientemente del resultado que consiguiese Noyes.

En parte estoy un poco desolado, porque aunque era difícil, podíamos luchar por el campeonato. Después de tantos años sin poder hacerlo, creo que es un hecho muy positivo tanto para mí como para el equipo. Tras el fiasco de la primera carrera, un tercer puesto en el campeonato no está tan mal. Hemos tenido que remontar a lo largo de toda la temporada, al igual que en todas las carreras. Ha sido un año duro pero muy gratificante tanto para mí como para el equipo, que considero ha dado un gran paso adelante en sus resultados y ha realizado una gran labor. Su apoyo y trabajo constante ha hecho que yo vuelva a estar otra vez delante. Estoy muy contento por poder seguir con ellos el año que viene desarrollando los proyectos que tenemos.”