Segundo puesto de Iván Silva en Montmeló

Segundo puesto en MontmelóComplicada carrera para Iván en su “circuito de casa” tras un toque en la salida que dañó el freno delantero de su Kawasaki. A pesar de ello, Silva consiguió una más que meritoria segunda plaza por detrás de Kenny Noyes.

Después de unos magníficos entrenamientos en los que Iván Silva volvió a adjudicarse la pole gracias a un mejor tiempo de 1:45.190, una mala salida volvió a alejarle de los primeros puestos al llegar a la primera curva. En una carrera programada a 16 vueltas, el piloto barcelonés tuvo que realizar una nueva remontada, aunque esta vez estuvo condicionada por el mal estado de la maneta de freno delantero de su moto, que quedó dañada tras un choque fortuito con De Gea en la salida. A pesar de ello, Silva consiguió situarse a la estela de Noyes a pocas vueltas para el final y poco a poco fue reduciendo la diferencia hasta cruzar la meta en segunda posición a poco más de un segundo del piloto estadounidense. El líder del campeonato, Carmelo Morales, finalizó la carrera en tercera posición. Tras la quinta prueba del CEV y gracias a este segundo puesto, Iván ha escalado hasta la tercera posición en la clasificación general a tan sólo 4 puntos del segundo clasificado, Bernat Martínez.

La próxima carrera tendrá lugar el 15 de Noviembre en Jerez, un circuito en el que nuevamente Iván será un firme candidato a la victoria.

Iván Silva (# 22: 2º a 1.316 segundos):

“Estoy muy contento con el equipo por el gran trabajo que ha hecho. El sábado teníamos una gran puesta a punto y tanto la moto como los neumáticos estaban funcionando a la perfección. La verdad es que no me esperaba poder rodar tan rápido y fue una agradable sorpresa para todos. Hicimos un buen trabajo y viendo los tiempos de entrenos en los que tenía un buen ritmo, decidí tomármelo con calma en las primeras vueltas y tirar fuerte después. El objetivo, como siempre, era ganar.

El domingo, en la salida, tuve un pequeño toque con De Gea ya que me quedé un poco atrás y me tuvo que esquivar. Me tocó justo en la maneta del freno y un pequeño tope que hay para que ésta no se vaya hacia delante se partió. Ésto hizo que la maneta se quedase varios centímetros más adelantada de lo normal, con lo que no me llegaba la mano. En las frenadas tenía que buscar primero el freno y luego frenar. Creo que aunque hubiese tenido la maneta en buenas condiciones, conseguir la victoria habría sido muy difícil. Todos estuvimos rodando muy rápido y fue una carrera de mucho nivel. La siguiente carrera es en Jerez y allí tenemos una gran puesta a punto, como ya demostramos en junio. Como siempre, lucharemos por ganar, ya que es un circuito que me gusta mucho y en el que los neumáticos Michelin funcionan muy bien.”