Cuarto puesto para el Michelin Power Research en Las 8 Horas de Albacete

Iván Silva en las 8 H de AlbaceteEl equipo Michelin Power Research, en cuyo seno participaba Iván Silva en las 8 Horas de Albacete, sólo pudo ser cuarto en la clasificación final de la ya mítica prueba del Campeonato del Mundo de Resistencia disputada en el trazado manchego.
A pesar de haber estado dominando prácticamente todas las sesiones disputadas a lo largo del fin de semana y partiendo desde la pole, las cosas se complicaron desde las primeras vueltas. Iván Silva fue el encargado de realizar la salida y pese a que en los primeros metros se vio relegado a la octava plaza, el piloto catalán fue superando a sus rivales de manera relajada hasta situarse primero a la media hora de carrera aproximadamente. Pocos giros después, la Honda CBR 1000 del equipo francés perdía repentina e inexplicablemente el agarre del neumático delantero, lo que propició la primera caída de Iván. Tras levantar la moto, Silva se reincorporó en décimo segunda posición recuperando hasta la séptima plaza antes de su primera entrada en boxes. A partir de ahí, la carrera se convirtió en una contrarreloj, tratando de recuperar en pista el tiempo que se perdía en los repostajes. Tanto Silva como Josep Monge y William Costes lucharon por avanzar posiciones duramente y lo fueron consiguiendo poco a poco hasta llegar a rodar en la misma vuelta que el líder de la carrera, el YART austriaco. En esos momentos comenzó una nueva lucha, esta vez por llegar a los puestos de podio, que ocupaban el equipo español Folch Endurance y el Maco Racing, ambos compuestos en su mayoría por pilotos españoles de la talla de David Checa, Dani Rivas, Chema Luis, Víctor Carrasco y Dani Ribalta.

Poco a poco, la moto número 63 del Michelin Power Research fue acercándose a sus rivales más próximos hasta que poco pasadas las once de la noche la Honda número 21 del equipo RMT 21 sufrió una rotura de motor ocasionando una mancha de aceite sobre la pista. Ésto originó la salida de los Safety Cars, que neutralizaron la carrera durante casi media hora. Unos minutos más tarde, Iván volvía a subirse a la moto en el que sería su último relevo de la carrera. Una vez fuera del pit lane, la diferencia que separaba al equipo Michelin del podio era aproximadamente de un minuto y diez segundos. En ese escenario, Silva se dispuso a reducir lo máximo posible la diferencia para presionar al Maco Racing. El piloto barcelonés comenzó a rodar en un ritmo increíble bajando la barrera del 1:33 marcando incluso la vuelta rápida de carrera en 1:32.429. Esos registros le estaban llevando a acercarse al tercer puesto rápidamente, ya que cada vuelta recortaba 3 segundos aproximadamente. Sin embargo, desde la pizarra no le marcaron correctamente las diferencias de tiempo, por lo que Silva continuó forzando el ritmo. Ese elevado ritmo llevó a Iván nuevamente al suelo en la misma curva y del mismo modo que en la primera hora de carrera. Esta nueva caída supuso un jarro de agua fría, ya que todo el esfuerzo realizado por Silva fue en vano. Nuevamente, el piloto oficial de Michelin levantó la moto y concluyó su relevo, devolviendo la moto a boxes sensiblemente dañada. Finalmente, Josep Monge finalizó la carrera viéndose obligado a realizar una última para de boxes que no estaba prevista, lo cual terminó de sentenciar al equipo galo a la cuarta posición final que no hizo justicia al esfuerzo llevado a cabo por los tres pilotos del conjunto.