Positivo debut de Silva a los mandos de la Inmotec Moto2

Iván Silva en Montmeló -CEV 2010-A pesar de verse obligado a tomar el camino a boxes en carrera cuando rodaba en cuarta posición debido a un problema de embrague, el primer fin de semana de competición para la nueva Moto2 de Inmotec pilotada por Iván Silva ha dejado una sensación muy positiva de cara a la próxima carrera del CEV.

El Sábado, después de mejorar constantemente en cada salida a pista, Iván consiguió clasificarse en sexta posición para la parrilla de salida de la carrera del domingo.

Este resultado fue recibido de manera muy positiva tanto por Silva como por el equipo, ya que con una moto con tan pocos kilómetros de evolución era muy difícil pensar en estar delante.


Ya el domingo, como de manera habitual, tuvo lugar la carrera prevista a 16 vueltas. Nada más apagarse el semáforo rojo, el piloto afincado en Navarra arrancó bastante bien manteniendo su posición de salida en la primera curva. A partir de ahí, comenzó una progresión ascendente que le llevó a la cuarta posición cada vez más cerca del trío de cabeza formado por Torres, Rivas y Hernández. Sin embargo, cuando todo indicaba que Silva llegaría a contactar con ellos en la quinta vuelta el embrague del motor Honda de su montura comenzó a patinar obligando al número 22 a emprender el camino a boxes.

Finalmente, Jordi Torres se impuso en la carrera acompañado en el podio por Dani Rivas e Iván Moreno.

La próxima carrera tendrá lugar en el popular Circuito de Albacete dentro de 3 semanas. En un circuito que es muy de su agrado, Iván volverá a la carga para continuar evolucionando la moto y para intentar luchar por los puestos de cabeza.


Iván Silva (#22  -  Retirado)

“El sábado estábamos contentos con el resultado. Era nuestro primer fin de semana de carreras con nuestra nueva moto mientras que las marcas contra las que estamos compitiendo directamente llevan muchos meses de desarrollo. Son marcas como Harris, Moriwaki, FTR… Pienso que estábamos bien situados, a un segundo del primero y eso que nosotros aun no hemos hecho ninguna evolución del chasis cuando ellos ya van por la 4ª o 5ª gracias a la información de los equipos que tienen también en el mundial. Nosotros acabamos la moto hace un mes y después de hacer algunos entrenos fuimos directamente a competir, por lo tanto el resultado era muy positivo, mucho más de lo que la gente podía pensar. La intención para el domingo era la de luchar por conseguir un buen puesto, aunque evidentemente, a mi me hubiese gustado salir para luchar por el podio. Pero el sábado por la tarde éramos conscientes de que eso sería bastante difícil si queríamos acabar la carrera.

La rotura del embrague en carrera fue una pena. No teníamos el ritmo para estar delante, pero me he enganché detrás de los primeros y en la primera vuelta ya había mejorado 4 décimas mi mejor registro de los entrenos. Estaba muy a gusto y los neumáticos que habíamos elegido eran perfectos, pero a las pocas vueltas tuvimos un problema con el embrague, algo externo al desarrollo del equipo.  Ahí se acabó la carrera para mí. Tenía miedo de que esto pudiese pasar y aunque salí muy suave y ya habían pasado 5 vueltas el embrague comenzó a patinar y me tuve que retirar. De todas formas demostramos que la moto puede ir muy bien y que estamos trabajando muy duro para afrontar el gran reto que tenemos este año, en el que estamos evolucionando tanto la MotoGP como la Moto2.”