La mala suerte impide la victoria de Iván Silva

Después de dominar firmemente durante todo el fin de semana, tres caídas impidieron que Iván Silva se adjudicase una más que merecida victoria ayer bajo la lluvia en el Circuito de Albacete.

El sábado fue un muy buen día para Iván. La jornada comenzó con la pista algo húmeda que poco a poco fue secándose. Esta situación fue muy bien aprovechada por él, que se mostró como el piloto más rápido marcando un registro 2,5 segundos mejor que el segundo clasificado. Esta gran actuación fue ratificada en la segunda sesión, en la que con el asfalto en mejores condiciones, Silva fue capaz de alzarse con la pole position gracias a un magnífico tiempo de 1:29.026.


El domingo, la situación dio un vuelco. El día amaneció bajo una intensa lluvia que provocó que el circuito estuviese empapado. En esas condiciones, Iván terminó segundo en el Warm-up marcando sus mejores tiempos después de haberse ido al suelo y con la moto sin reparar.

Ya en carrera, el piloto del Inerzia Puro Racing realizó una gran salida manteniendo la primera posición. Desde las primeras curvas, la distancia respecto a sus perseguidores fue creciendo hasta que sufrió una inexplicable caída en la tercera vuelta. A pesar de tener la moto bastante dañada, Iván consiguió volver a pista, aunque su suerte no mejoró mucho ya que un par de giros después volvía a caerse de nuevo. Una vez más, Silva puso en marcha su ya maltrecha moto y prosiguió la carrera en décimo segunda posición. Lamentablemente, en la séptima vuelta la rueda trasera de la moto perdió el agarre provocando la tercera caída del valiente piloto de 26 años. A pesar de que la moto estaba realmente dañada, Iván luchó bravamente por volver a ponerla en marcha, llegando incluso a empujar la moto a lo largo de muchos metros. Pero por desgracia, esta vez no pudo conseguirlo, viéndose obligado a retirarse de una carrera en la que partía como más claro favorito en vista del férreo dominio ejercido durante la pretemporada y durante todo el fin de semana.

La próxima cita del CEV tendrá lugar en el mítico trazado de Jerez, donde con toda seguridad Iván Silva volverá a luchar como sólo él sabe por conseguir una nueva victoria.

Estas son las declaraciones de Iván a lo largo del fin de semana:

Sábado: "El primer entreno cronometrado del sábado fue muy complicado. La pista estaba medio seca, pero tenía zonas mojadas. Al principio salimos con gomas de agua y rodamos tranquilamente. Poco a poco, la pista se fue secando y fuimos los últimos en montar neumáticos de seco. La verdad es que se nos dio bien, porque estaba marcando los mismos tiempos con las gomas de mojado que el resto de pilotos que ya levaban las de seco.

Cuando cambiamos las ruedas, nos la jugamos un poco. Lo cierto es que estaba un poco nervioso, ya que después de haber estado toda la sesión en las primeras posiciones llegué a estar octavo y encima empezó a llover ligeramente de nuevo. Me lo tomé con mucha calma, salí a rodar y en un par de vueltas mejoré los tiempos y me coloqué primero. Después me di un par de vueltas no muy fuerte para que el circuito se fuera secando un poco, ya que había dejado de chispear y entonces empecé a tirar fuerte pudiendo bajar dos segundos y medio mi tiempo. La verdad es que la primera tanda fue bastante buena.

Ya en la segunda sesión, planificamos montar dos neumáticos de clasificación, ya que sabíamos que todos los demás pilotos iban a tirar a muerte para intentar quitarme la pole. Estábamos seguros de que los tiempos iban a bajar si no llovía, así que nos esforzamos realmente y el resultado fue muy bueno. Aunque me hubiese gustado mucho, no pude bajar a 1:28. Sin embargo, hicimos seis vueltas en 1:29 , lo cual muy poca gente pudo hacer. La mayoría de los pilotos que rodaron en 29 sólo pudieron hacerlo durante alguna vuelta. Al finalizar me sentí muy contento, pero no quise precipitarme, ya que las carreras se deciden los domingos, no en los entrenos."


Domingo: "El domingo tuvimos un mal día. Después de todo el fin de semana estando muy competitivos en seco y con la pista algo húmeda, el domingo amaneció lloviendo bastante. En el warm-up nos fue muy bien, porque pude mantener la primera posición hasta la última vuelta aun habiendo sufrido una caída en la segunda vuelta. Aun así, decidí no parar. La puesta a punto de la moto estaba bastante lejos de lo ideal, pero sólo hay 15 minutos de entrenamiento y lo que hay que hacer en esos casos es dar vueltas y conseguir un buen ritmo de cara a la carrera. Si hubiese parado a cambiar el setting de la moto, sólo me hubiera dado tiempo a dar dos vueltas.

En la carrera conseguí salir bien por fin. En la primera vuelta me situé primero, viéndome muy cómodo sobre la moto aunque muy lento. Decidí mirar atrás y comprobé que Javi del Amor estaba aproximadamente a un segundo y detrás de él estaban bastante alejados, ni siquiera se les veía. Aunque sentía que no iba muy rápido, quise mantener el ritmo. De repente, sin forzar en absoluto, me fui al suelo en la tercera curva cuando se me fue la rueda de alante. Por lo visto, una Kawasaki rompió el motor en la primera vuelta y fue tirando aceite a lo largo de bastantes partes del circuito. Creo que esa fue la razón por la que me caí. Lo cierto es que fue una pena. Tuvimos mala suerte, pero creo que somos los mas fuertes del campeonato y hay que seguir currando para que en Jerez estemos aun más fuertes que en Albacete."