Primer podio de la temporada en Alcañiz

Los entrenamientos de la segunda cita del CEV en Motorland Aragón se llevaron a cabo bajo la siempre molesta amenaza de lluvia.

En el primer cronometrado, Iván Silva finalizó cuarto tras montar el neumático de calificación. Ya en la segunda sesión oficial el viento fue el gran protagonista, dificultando mucho la tarea de los pilotos. Aun así Silva consiguió ser el segundo piloto más rápido.

Sin embargo, la parrilla se configuró con los tiempos de la mañana, por lo que el piloto catalán partió desde la 4ª plaza. Al finalizar el sábado, Iván comentaba:

“Estoy contento porque hemos dado un paso adelante en cuanto a la puesta a punto se refiere. Hemos conseguido rodar rápido con gomas de carrera y de manera constante, por lo que estoy muy satisfecho con el trabajo del equipo.

Pienso que si mañana no hay ningún piloto que baje mucho sus registros estaremos en la lucha por la victoria.”

Ya el domingo, nada más apagarse el semáforo rojo, Silva salió rápido, conservando la cuarta posición de parrilla y siguiendo la estela de los pilotos que comandaban el pelotón.

En la segunda vuelta, uno de los pilotos que precedían a Iván se cayó, lo que forzó a Iván a ralentizar ligeramente la marcha para evitar tocarse con la moto que iba arrastrando.

A partir de ahí, la lucha con Javi Del Amor por el segundo puesto fue a brazo partido, viendo como la velocidad punta de la BMW en la recta neutralizaba cualquier intento de escapada del piloto del Kawasaki Palmeto PL Racing, que finalmente cruzó la meta en tercera posición a muy pocos metros de Del Amor.

“Tenemos que trabajar para llegar al primer puesto, tenemos muy buen material y también la capacidad para conseguirlo. Yo, personalmente, estoy muy contento con la carrera, porque he vuelto a subir al podio, he hecho una salida consistente y me he divertido.

Quiero felicitar tanto a Barragán, como a Del Amor por la carrera que han hecho y también dar las gracias a George Vuckmanovich por la ayuda que nos ha prestado y que ha supuesto una mejora respecto a Jerez. Ahora sólo queda dar otro paso para Montmeló.

Por último quiero mandar un abrazo muy grande a la familia de Óscar Ibáñez. Espero que se recupere muy pronto.”