Primera victoria de Iván esta temporada tras una épica remontada

A lo largo del fin de semana, Iván Silva dominó con mano de hierro las clasificaciones de todas y cada una de las sesiones disputadas en la segunda prueba del CEV, en Jerez. Esta vez, a diferencia de la cita anterior del campeonato, Iván pudo culminar su actuación adjudicándose la victoria tras una carrera de infarto en la que realizó una impresionante remontada.

Iván durante la conferencia de prensaEl fin de semana comenzó de manera excepcional para el “22”, que se anotó su segunda pole consecutiva tras liderar la clasificación de ambas sesiones clasificatorias de manera bastante holgada. Acompañándole en la primera fila de la parrilla de salida estaban Kenny Noyes, Carmelo Morales y José David De Gea.
Ya en la carrera del domingo, nada más apagarse el semáforo, Silva realizó una muy mala salida debido a que el motor de su Kawasaki se vino abajo. Más de la mitad del pelotón superó a Iván, que salió de la primera curva en posiciones muy retrasadas. Sin embargo, no se dio por vencido y en ese mismo instante comenzó una magnífica remontada que originó una de las mejores carreras que hemos visto en los últimos años y quizás, una de las mejores carreras de Iván. Mientras él iba superando a pilotos de manera incesante, el grupo de cabeza de carrera, compuesto por Noyes, De Gea, Morales y Javier del Amor, se iba distanciando del resto. A pesar de ello, el buen ritmo de carrera del piloto de Michelin le llevó a tomar contacto con el grupo cuando restaban 5 vueltas para el final de la carrera. En ese instante, comenzó una lucha sin cuartel entre los cuatro primeros pilotos, ya que De Gea se había quedado algo rezagado. Lo cierto es que esa lucha sin cuartel, en la que ninguno de los pilotos se conformaba con hacer segundo, dio lugar a un gran espectáculo con adelantamientos de infarto y frenadas al límite tanto de Iván como de Javi Del Amor, Kenny Noyes y Carmelo Morales. Sin embargo, a dos vueltas para que cayese la bandera a cuadros, Silva consiguió distanciarse de sus perseguidores para cruzar la menta en primera posición, obteniendo los 25 puntos.

Gracias a esta victoria, Iván Silva se sitúa quinto en la clasificación general a tan sólo 11 puntos del líder provisional, Carmelo Morales. La próxima cita del CEV tendrá lugar el 12 de Julio en el trazado valenciano Ricardo Tormo, donde el piloto catalán tratará de reducir esa diferencia de puntos.

A continuación, Iván os cuenta como fue el fin de semana para él:

Sábado: "Al final, el día de los cronos fue muy bien. No lo tenía muy claro porque tuvimos algunos problemas de puesta a punto en los libres del viernes. Hicimos una modificación en la horquilla respecto a los entrenamientos anteriores y la moto se comporto muy diferente, no dimos con la puesta a punto. Quisimos mejorar y nos fuimos para atrás. El sábado, volvimos a la configuración de los entrenos privados que hicimos aquí unas semanas atrás y la verdad es que se me dio muy bien. La pista estaba un poquito más lenta por la temperatura. Con la goma de carrera no pude hacer en ritmo que tenía antes, pero estábamos delante y en condiciones para luchar por la victoria. En la parte final de la sesión, con los neumáticos de clasificación, pude marcar la diferencia y conseguí una ventaja de casi seis décimas de segundo respecto al siguiente piloto. Estábamos muy contentos y esperando que esta vez nos acompañase la suerte de cara a la carrera."

Domingo: "Pienso que en la carrera fuimos muy inteligentes. Lo cierto es que la carrera empezó muy mal, ya que me quedé muy atrás en la salida, donde se me vino el motor abajo al apagarse el semáforo. La verdad es que me estaba haciendo cruces, diciéndome que no podía tener tanta mala suerte, que no la merecía. A partir de ahí, hice lo que se hacer, mantuve mi ritmo, incluso rodando más rápido que en todo el fin de semana y quedándome a sólo 4 décimas de la pole con las gomas de carrera. A mitad de carrera, la situación se volvió bastante difícil. Patinaba mucho la goma y la castigué muchísimo para poder llegar a coger a los primeros, pero ellos también lo hicieron, ya que fue una carrera en grupo y todo el rato se estuvieron peleando mucho. Cuando conseguí llegar al grupo de cabeza de carrera, pensé en quedarme atrás. Con la remontada que había hecho, un cuarto puesto ya me valía. Pero me di cuenta de que quedaban 5 vueltas y que se estaban molestando. Yo tenía más ritmo y decidí pasar a atacar. El grupo estaba muy agresivo. Tuvimos incluso un par de toques, pero eso es lo bonito de las carreras y de esta categoría. Cuando vi que quedaban dos vueltas, traté de superar a Carmelo y lo conseguí en la frenada de Dry Sack. Justo después, pegué un pequeño tirón, siendo muy suave con el gas para no tener sustos, aunque de todas formas estuve derrapando bastante en esa vuelta. Por una vez, me salieron las cosas bien y pude cruzar la meta bajo la bandera a cuadros en primera posición."