Una caída acaba con las expectativas de Silva en el GP de Francia

El piloto catalán se ha ido al suelo cuando sólo habían transcurrido dos vueltas de la carrera, quedando sin opciones de puntuar

La cuarta carrera de la temporada ha supuesto un calvario para Iván Silva, que tras realizar un buen warm-up ha visto como se esfumaban sus opciones por culpa de una caída en los compases iniciales de un GP de Francia pasado por agua.

A pesar de irse al suelo el barcelonés no se ha rendido y ha tratado de poner en marcha su MotoGP para reemprender la marcha. Lamentablemente volver a oír el rugir de su montura le ha llevado más tiempo del habitual, perdiendo dos vueltas con respecto a sus rivales y con ello toda opción de firmar un buen resultado.

Pero el vigente campeón de España y Europa no se ha dado por vencido y ha realizado el resto de la carrera en solitario hasta cruzar la bandera a cuadros en la decimoctava posición, lejos de sus expectativas y calidad como piloto.

Sin embargo Silva ya piensa en la próxima cita del Mundial de MotoGP, que albergará el Circuit de Catalunya, una de las pistas fetiche del catalán.

Iván Silva (18º +2v): “En el warm-up me he sentido muy cómodo y tenía buenas sensaciones. Hemos decidido una combinación de neumáticos para la carrera que posteriormente hemos comprobado que no era la mejor. Pero lo que realmente ha sido una lástima ha sido la caída a poco de salir. He tardado dos vueltas en poner la moto en marcha para poder continuar y me he quedado muy descolgado. He estado a punto de pararme pero el equipo no se lo merecía. Espero que en Barcelona el tiempo sea mejor y podamos avanzar en la puesta a punto.”