La falta de tracción hipoteca la carrera de Iván Silva en Montmeló

Desde el comienzo de la carrera de MotoGP el piloto barcelonés ha sufrido continuamente la falta de adherencia en la rueda trasera, lo que le ha impedido rodar en los tiempos esperados

EL GP de Catalunya ha llegado a su fin con un desenlace muy diferente del que Silva y su equipo esperaban antes de aterrizar en el trazado catalán. Durante todo el fin de semana la FTR de Iván Silva ha estado sufriendo problemas de “chatter” en la rueda delantera que impedían a Silva rodar con confianza.

La esperanza aparecía esta mañana en forma de lluvia. El líquido elemento iguala las mecánicas y el pilotaje cobra mayor relevancia. Durante el warm-up Silva ha sido capaz de colocarse en la décima posición, demostrando su valía.

Sin embargo cuando se ha dado la salida a la quinta carrera de MotoGP de la temporada los problemas en la puesta a punto han vuelto a aparecer, pero con un añadido, la falta de tracción en la rueda trasera. En ese momento ha comenzado una lucha de Silva contra su montura para intentar terminar la carrera, en la que ha protagonizado espectaculares derrapadas.

Ahora toca hacer borrón y cuenta nueva, centrar la mirada en el GP de Inglaterra, que se disputará en Silverstone en dos semanas e intentar dejar atrás un inicio de temporada complicado para el barcelonés.

Iván Silva (20º + 1’41.888): “Estoy triste porque esperaba poder hacerlo bien en este G.P. pero durante los entrenamientos ya me di cuenta que sería difícil. Hemos tenido problemas con el tren delantero y, aunque hemos avanzado y mejorado, no ha sido suficiente para poder rodar con confianza. Hoy la moto no tenía nada de grip en la rueda trasera y ha sido un calvario. Espero que en los test podamos solucionar todos estos temas y lleguemos a la próxima cita con posibilidades de hacerlo bien.”